fbpx

Sobre el Autor

Comparte en redes

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

¿En qué se diferencia un serúm de una crema hidratante?

¿En qué se diferencia el serum de la crema hidratante?

Los serúm son de textura más ligera y por tanto ofrecen una rápida absorción. Sin embargo, la crema hidratante es una emulsión más concentrada y necesita más tiempo para su total absorción.

La principal función de la crema es hidratar la piel y el objetivo del serúm es potenciar los efectos de la crema hidratante.

Qué es mejor para mi piel, ¿serúm o crema hidratante?

No se trata de elegir el producto sino el modo y el momento de aplicación. La aplicación combinada de ambas soluciones de forma continuada y constante es lo que garantizará el éxito de nuestra rutina de belleza.  

¿Cómo aplicarlo?

Debes aplicar el serum en el momento en el que tu piel está más receptiva, justo después de la limpieza diaria y la aplicación del tónico. Sólo necesitas un par de gotas y extenderlo mediante un suave masaje en rostro, cuello y escote. Aplica después tu crema hidratante, la que utilices para el día o para la noche.

¿Cuál es mi serum mesoestetic?

collagen 360º essence

Serum facial con efecto lifting que reactiva la síntesis de colágeno, proporcionando una acción tensora y redensificante. Trata la pérdida de firmeza y las arrugas, mejorando la calidad y resistencia del tejido cutáneo. La piel recupera su vitalidad y elasticidad, los poros se cierran y las arrugas se alisan.

Ultimate W+ whitening essence

Si tienes algunas imperfecciones en tu piel, este serum será tu mejor aliado. Un serum intensivo de acción blanqueante y antioxidante que unifica el tono de tu piel y atenúa pequeñas arrugas.

Stem Cell serum restructuractive

Si buscas un tratamiento de choque, ésta es tu solución. Un serum ultraconcentrado en extracto de células madre de acción renovadora intensiva. Combate el envejecimiento celular y repara las arrugas profundas.

La piel es un órgano que responde, para lo bueno y para lo malo, adaptándose a las inclemencias del tiempo, al paso de los años, a los hábitos de cada uno de nosotros. Su alta adaptabilidad hace que todos estos factores internos y externos se muestren en forma de arrugas, manchas, etc. Pero también se “adapta” y responde con rapidez cuando le proporcionas los cuidados y los productos adecuados.